TCF v2 y controles de la IAB Europe

La IAB Europe realiza una serie de controles y compliance checks (controles de cumplimiento) a las CMP y editores para asegurarse de que todos los actores de la cadena publicitaria respeten el RGPD y la ePrivacy.  Con la transición al TCF v2, los editores y las CMP deben someterse a compliance checks rigurosos que deben ser anticipados.  

✅ El TCF: un idioma común para más confianza y transparencia 

El TCF tiene como objetivo hacer respetar el RGPD y la ePrivacy proponiendo reglas comunes en cuanto al tratamiento de datos personales o al acceso y almacenamiento de información como las cookies, los identificadores publicitarios, identificadores periféricos y otras tecnologías de tracking.  

El TCF crea un entorno para que los editores de páginas web puedan indicar a los usuarios cuáles son los datos recogidos y cómo la página web y las empresas socias van a utilizarlos.  Permite aportar una seguridad jurídica a todos los actores económicos, estabilizar los modelos económicos y disminuir los costes directos para garantizar el cumplimiento de las normativas.  

Este estándar se basa en 3 elementos fundamentales: 

  • Los terms and conditions a los cuales los proveedores y CMP están sujetos al inscribirse.  
  • Las polices, reglas que enmarcan las obligaciones y colecta de datos. 
  • Las especificaciones técnicas que forman el marco en el cual los actores van a trabajar. 

Para que todo tenga sentido, todos los actores deben cumplir los requisitos del TCF.  Para que los editores respeten las normas, la IAB dispone de una herramienta de control del conformidad (CMP Validator).  

✅ El compliance check de la CMP Validator 

El control busca la buena aplicación de las reglas que rigen la participación de cada uno de los actores del marco. Con la llegada del TCF v2, esos controles serán cada vez más frecuentes. Es conveniente anticiparlos analizando las nuevas políticas.  

Es esencial prepararse para los controles: eso da seguridad dentro del estándar y permite entender y colaborar para el respeto de las reglas de la RGPD y de la ePrivacy. Veamos los detalles prácticos de la CMP Validator y de sus compliance checks: 

La CMP Validator está gestionada por la IAB Europe y supervisa el proceso de cumplimiento de las CMP pertenecientes al TCF. Todas las CMP que se inscriban en el TCF deben pasar el test antes de recibir una identificación de CMP que les permita determinar una cadena de consentimiento TCF.  

La principal característica del Validator es el control del cumplimiento o “compliance check”. Este se publica en modo privado en Chome Web Store y solo está disponible para las CMP inscritas al TCF o para los editores que usan una CMP que esté registrada en el TCF de la IAB.  Es un add-on que permite verificar sistemáticamente un cierto número de puntos cualitativos y técnicos para el cumplimiento de las políticas del TCF. Cada control tiene un código de color diferente según los cuatro estados posibles: superado/no superado/necesidad de control manual/no se aplica.  

Los editores que pasen esta etapa se beneficiarán de la seguridad que da estar conforme a la reglamentación, aspecto que los puede valorizar ante sus socios. Pasar satisfactoriamente una auditoría es una ventaja comparativa para los publishers del mercado.  

Si no pasas el compliance check del TCF, las consecuencias pueden ser graves: puedes ser vetado del TCF y nunca más podrás utilizar publicidad dirigida con los proveedores con los que trabajas. El plazo es de 14 días para ponerse al día.  

Para solicitar el acceso, puedes enviar un correo electrónico desde el dominio de tu organización a tcf.compliance@iabeurope.eu 

La CMP: aliada de los editores y actor esencial de la cadena 

El cambio concierne principalmente al respeto de las reglas y refuerza el rol de las CMP. Las CMP se convierten entonces en actores indispensables y verdaderas intermediarias entre los editores y el TCF.  

Las reglas del TCF permiten retomar el control de la página web y de comprender adónde van los datos y lo que se hace con ellos. La instalación de una CMP aporta a los editores una toma de conciencia de los desafíos y un aumento de sus capacidades. Cumplir con las normativas gracias a una CMP es dirigir correctamente tu actividad y establecer una relación de confianza con los usuarios.  

Prepararse para el TCF v2 

La versión 2 propone nuevos elementos UI como los stacks, que permiten  a los editores agrupar en una categoría las finalidades y presentar la información y las opciones por niveles.  Las finalidades – que pasan de 5 a 12 – son presentadas de manera simple sin privar a los usuarios de elecciones más detalladas.  El TCF v2 permitirá una mejor gestión de los datos personales.  

Prepararse para el TCF v2 

El compliance check del TCF es una etapa crucial para la instauración del TCF y del respeto del RGPD y de la ePrivacy.  

Con la aplicación de la versión 2 del TCF, ya hay disponibles nuevos validators y compliance checks.  Didomi ha obtenido la aprobación para la versión 2. Así podemos acompañarte mejor para cumplir con las normativas y para crear una relación de confianza con tus usuarios.